El Líbano ha estado conmemorando el “Día de la Liberación” cada 25 de mayo desde 2000, que en realidad es el aniversario de la retirada israelí.

Este período histórico se encuentra a caballo entre el de la guerra civil que tuvo lugar entre 1975 y 1990 en la que Israel estuvo directamente involucrado desde 1978.

El 25 de mayo de 2000, el último soldado israelí abandonó las áreas ocupadas del Líbano, con la notable excepción de Shebaa Farms y otras áreas al sur de la Línea Azul. Cabe recordar que esta línea azul es una línea de demarcación entre Líbano e Israel de acuerdo con los acuerdos de armisticio de 1949 y no la frontera reconocida internacionalmente que está constituida por la línea Paulet-Newcombe de 1923. El estado hebreo reconoce además en el texto del armisticio de 1949 que la línea de la frontera no está constituida por la línea azul sino por la línea de Paulet Newcombe.

Por tanto, 7 aldeas libanesas se encuentran al sur de la Línea Azul. Estas son las localidades de Malkiya, Kadas, Nabi Yusha, Hunin, Saliha, Tarbikha y Abeil el-Qamh, cuyos habitantes tienen la nacionalidad libanesa.

Además, Israel reclama ahora parte de la zona económica marítima libanesa. El área en disputa entre los 2 países se estima en más de 800 kilómetros cuadrados. La línea Hoff, que lleva el nombre de la propuesta estadounidense que Beirut ya rechazó, otorga 560 kilómetros cuadrados al Líbano y el resto a Tel Aviv. Este bloque sería rico en recursos de petróleo y gas.

Los orígenes del conflicto: el conflicto palestino-israelí

En 1948, durante la guerra israelo-palestina que siguió al nacimiento del Estado de Israel, aproximadamente 140.000 palestinos se refugiaron en el Líbano. Esta presencia distorsionará el equilibrio comunitario del Pays Des Cèdres.

A partir del 1 de enero de 1965, se organizará una primera acción de Fatah contra el estado hebreo desde el sur del Líbano. Otras operaciones provocarán un aumento de las tensiones con Israel por un lado, y su operación contra el Aeropuerto Internacional de Beirut el 28 de diciembre de 1968 (destruirán la mayor parte de la flota aérea civil libanesa), y por otro lado, con los palestinos que el ejército libanés intentará controlar de todos modos. Expulsadas tras el Septiembre Negro de Jordania pero también de Siria, las fuerzas palestinas se reagruparán en el sur del Líbano. Este último transformará gradualmente los distintos campamentos palestinos en fortalezas cuyo acceso será difícil para las fuerzas de seguridad libanesas y se convertirán de facto en áreas sin ley que escapan a la autoridad del Estado.

Las operaciones militares israelíes aumentaron contra el Líbano entre 1968 y 1974. Israel exige a la Tierra de los Cedros que garantice la paz en la frontera controlando la actividad de los palestinos en su territorio, lo que las autoridades libanesas no pueden hacer debido a la debilidad de sus servicios de seguridad y seguridad. Una parálisis política, las milicias palestinas disfrutando del apoyo de los países árabes que amenazan al Líbano con represalias y de una parte de la clase política local principalmente sunita.

Los problemas sociales están apareciendo así a un primer plano con la notable aparición del Imam Moussa Sadr, que incitará a la comunidad chií a manifestarse desde 1970 en reacción a las operaciones palestinas en el sur del Líbano y a las represalias israelíes de las que los pueblos chiítas son la principal garantía. víctimas. El 20 de enero del mismo año, se creará la milicia Amal para defender los intereses chiítas en el sur del Líbano.

Tras la presión de los países árabes, las autoridades libanesas abdicarán y permitirán que las milicias palestinas operen libremente siguiendo los famosos acuerdos de El Cairo del 3 de noviembre de 1969. Este acuerdo consagra el derecho de los fedayines a realizar, desde territorio libanés, operaciones militares y ataques como parte de su lucha armada nacional y respetando, añade el texto, la soberanía del Estado libanés. Este acuerdo permite a los palestinos organizarse militarmente en el Líbano y crear un verdadero estado dentro del estado, los campos palestinos disfrutan de un estatus extraterritorial.

Un estallido de orgullo por parte del Ejército libanés, tras el secuestro de 3 de sus soldados, será el 1 de mayo de 1973, con el bombardeo por parte de la fuerza aérea de las posiciones ocupadas por la OLP en los campamentos de Bourj Brajné. La inacción de las autoridades políticas libanesas y, en particular, de las autoridades gubernamentales carentes de solidaridad con la Institución Militar, paralizará a las Fuerzas de Seguridad Libanesas que de ahora en adelante se mantendrán alejadas del conflicto para evitar cualquier disensión interna, dejando espacio para los palestinos. milicias y a sus aliados, por un lado, particularmente en el sur del Líbano, y a las milicias de autodefensa por el otro.

El 13 de abril de 1975 comenzó oficialmente la Guerra Civil Libanesa.

Leer también

En 1976, el Ejército del Sur del Líbano (SLA) fue fundado por miembros del ejército libanés. Tendrá su sede principalmente en la ciudad de Marjayoun y estará compuesta principalmente por cristianos, pero también por chiitas libaneses y drusos que deseen proteger a la población civil libanesa contra la OLP que opera libremente en el sur del Líbano. Rápidamente se aliará con el estado hebreo debido a la incapacidad de las autoridades libanesas para poder acudir en ayuda de estas poblaciones.

Durante la guerra civil, del lado libanés, con el movimiento Amal, el PCL se aliará con la OLP y diversas corrientes palestinas contra el estado hebreo. Algunos de sus miembros liderarán acciones conjuntas con los movimientos palestinos, incluidas operaciones de infiltración en medio del territorio israelí. Junto a él, el Partido Baath y el Partido Social-Nacional Sirio, rivales que se han convertido en aliados, harán lo mismo.

1978, el comienzo de la ocupación israelí con la Operación Litani

Primeros tanques israelíes que cruzaron el Litani en el sur del Líbano en 1978.

3 días después de la masacre de 37 israelíes en un autobús de Tel Aviv por miembros de la OLP infiltrados desde el Líbano, el ejército israelí lanzó la Operación Litani del 14 al . Invade parte del sur del Líbano y empuja a la OLP más allá del río Litani, iniciando así la ocupación de parte del territorio libanés.

Las tropas de la FPNUL izaron por primera vez la bandera de la ONU en Nakoura, en el sur del Líbano, en marzo de 1978. Fuente Archivos de la ONU
Las tropas de la FPNUL izaron por primera vez la bandera de la ONU en Nakoura, en el sur del Líbano, en marzo de 1978. Fuente Archivos de la ONU

La resolución 425 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se adoptará el 19 de marzo de 1978. En particular, fundará la FPNUL, cuya misión es garantizar la retirada de las fuerzas israelíes del Líbano, permitir la seguridad fronteriza y ayudar al gobierno libanés a restaurar su autoridad efectiva en el sur de su territorio.

Del lado israelí deploramos 8 muertos y 113 heridos en sus fuerzas, del lado palestino deploramos entre 300 y 500 muertos entre los combatientes. Sin embargo, el mayor número de víctimas será el de la población libanesa:
1.186 civiles libaneses murieron, se contaron 285.000 refugiados y 82 aldeas resultaron dañadas, 6 de las cuales quedaron completamente destruidas.

Al final de este episodio, las fuerzas israelíes se retirarán parcialmente del sur del Líbano, dejando espacio para el SLA, al que equiparán y apoyarán financiera y logísticamente proporcionándole armas.

Leer también

Paz en Galilea o el fin de la acción militar de la OLP en el Líbano

Al día siguiente de un ataque perpetrado el 3 de junio de 1982 por la organización palestina Abu Nidal contra el embajador israelí en Londres Shlomo Argov, las fuerzas israelíes bombardearon las posiciones de la OLP -aún oponente del grupo Abu Nidal- en el Líbano. La OLP dirigida por Yasser Arafat responderá a estos bombardeos.

El 6 de junio de 1982, el ejército israelí movilizará a 76.000 hombres y lanzará la Operación Paz en Galilea, para establecer oficialmente una zona de seguridad de 40 km. 2 dentro de las fronteras libanesas a pesar de la presencia de la FPNUL presente desde 1978. Frente a él, 15.000 milicianos de la OLP y 22.000 soldados sirios intentarán contener su avance.

Bombardeo israelí de Beirut Occidental. Fuente de la imagen Twitter

Pero es hasta Beirut, bajo el liderazgo del ministro de Defensa israelí, Ariel Sharon, donde las FDI avanzarán para unir fuerzas con las Fuerzas Libanesas de Bashir Gemayel. Las fuerzas sirias presentes desde 1976 sufrirán grandes pérdidas tras luchar con el ejército israelí. En cuanto a las fuerzas palestinas, sufrirán el asedio de Beirut Occidental, que comenzará una semana después del inicio de la ofensiva.

El asedio de la capital durará del 14 de junio al

Sabra y Chatila y el inicio de la retirada israelí

Durante la intervención de Israel por la Paz en Galilea, Bachir Gemayel, considerado un aliado de Israel, fue elegido presidente de la República Libanesa. Será asesinado tres semanas después. por un miembro cristiano del PSNS (Partido Social Nacionalista Sirio), antes de poder prestar juramento.

Ver también:

Dejados desprotegidos, varios cientos de refugiados palestinos serán masacrados en los campos de Sabra y Chatila en 3 oleadas mientras las fuerzas israelíes controlan el perímetro de los campos.

La primera ola fue formada por el ejército israelí dirigido a personas, intelectuales, ingenieros y médicos palestinos específicos. Una segunda ola actuará de manera idéntica. Una tercera ola estará compuesta por miembros falangistas y del Ejército del Sur del Líbano. Su misión será limpiar los campamentos y así cubrir los rastros de las 2 primeras oleadas según la comisión de investigación libanesa. Por el lado israelí, una investigación oficial hecha pública en febrero de 1983 por una comisión israelí encabezada por Itzhak Kahane, el jefe de la Corte Suprema, concluyó que los falangistas eran responsables y Ariel Sharon indirectamente.

Al final de 2 días de masacres, de 700 a 3500, incluidos muchos niños y mujeres, serán asesinados.

Leer también

Tras esta masacre, las fuerzas israelíes comenzarán su retirada de la capital libanesa. y continuará su retirada de la montaña libanesa, llevando al Líbano a lo que se llama la Guerra de las Montañas y las masacres por parte de las milicias drusas de Walid Joumblatt de miles de personas, principalmente de la comunidad cristiana y el exilio de los Chouf.

Según algunos informes, el ejército israelí perdió 670 soldados durante esta fase del conflicto.

17.825 civiles (libaneses y árabes) murieron durante esta guerra, de los cuales al menos 10.000 eran soldados del ejército sirio o milicias palestinas.

La zona de seguridad del sur del Líbano

El estado hebreo establecerá una zona de seguridad en 1985 al sur del Litani con su aliado del SLA ahora dirigido por Antoine Lahd hasta 2000, fecha de la retirada israelí del área. Esta milicia estará a cargo de la administración civil y estará equipada con armas, uniformes y equipamiento por parte del Ejército israelí. Con hasta 5.000 hombres en su apogeo en la década de 1980, el SLA también instituyó el servicio militar obligatorio durante un año, lo que empujó a muchos jóvenes al exilio para no servir.

En Khiam, el SLA abrirá un centro de detención donde la tortura es común.

Un debilitamiento gradual frente a Hezbollah

Hecho sin precedentes, las fuerzas israelíes se enfrentan desde 1982 a un nuevo enemigo, Hezbollah, resultado de una escisión del movimiento Amal y cuya existencia se hará pública en 1985 tras la publicación de su manifiesto fundacional en el diario libanés as-Safir. Este documento pide la destrucción del Estado de Israel y es un dogma fundamental de la ideología de Hezbollah. Hussein Moussavi e Ibrahim el Amine crearán así Amal Islamique, que se convertirá en la rama militar de Hezbollah.

Primero liderado por Subhi al-Toufeili luego por Abbas Moussaoui en 1991 quien será asesinado por Israel en 1992, el grupo estará liderado a partir de esa fecha por Hassan Nasrallah. Frente a los abusos israelíes y los de sus aliados, especialmente a causa de Khiam, Hezbollah gozará de un amplio apoyo entre los sureños.

Bajo su mando se multiplicarán las acciones dirigidas a las fuerzas israelíes y sus auxiliares del SLA por parte de Hezbollah pero también a los servicios de inteligencia del Ejército libanés, que lograrán infiltrarse en el SLA. Su número se reducirá a 1.500 combatientes, lo que fue insuficiente para controlar el área. Hezbollah responderá a cualquier ataque israelí con los cohetes Katouicha logrando un equilibrio de terror.

Así, tras el asesinato por un misil israelí de 2 hombres en Yater, se dispararán 20 cohetes sobre territorio israelí. Tsahal tomó represalias activando el 11 de abril de 1996 la Operación Uvas de la Ira, que finalmente resultó en el bombardeo de un campo de la ONU donde muchos civiles se habían refugiado. 102 morirán durante este bombardeo en Caná, tras lo cual se impondrá un alto el fuego.

Ante este fracaso y tras el asesinato del número 2 del SLA, el coronel Akel Hachem, sucesor designado de Antoine Lahd por Hezbollah, las autoridades israelíes del gobierno de Ehud Barak decidirán retirarse unilateralmente sin siquiera haber informado a sus aliados el 25 de mayo de 2000 .

Cogido por sorpresa, el SLA se derrumbó y varios de sus miembros intentaron cruzar a Israel. Otros serán juzgados por el Estado libanés por colaborar con Israel y finalmente algunos serán protegidos por haber colaborado con los Servicios de Inteligencia del Ejército Libanés o con Hezbollah.

Hezbollah toma el control de las posiciones israelíes y del SLA en el sur del Líbano.

Sin embargo, incluso si se logra la retirada israelí ese día, la zona sigue siendo objeto de encarnizadas batallas, especialmente durante el conflicto de 2006.

Leer también

Si vous avez trouvé une coquille ou une typo, veuillez nous en informer en sélectionnant le texte en question et en appuyant sur Ctrl + Entrée . Cette fonctionnalité est disponible uniquement sur un ordinateur.

Cette publication est également disponible en : Français English العربية Deutsch Italiano Հայերեն